Te cambia el humor, te acosan los sofocos, no te encuentras ni frente al espejo y por momentos sientes como si se te nublara el cerebro. “Djame decrtelo directamente”, atiza Courteney Cox en su cuenta de Instagram, “la menopausia te comer viva”. La actriz, la primera mujer que us la palabra perodo en una publicidad de tampones, en 1985, parodia ahora, a los 58 aos, a aquella joven sustituyendo la pena de la regla por la de la menopausia.

Su vdeo en Instagram ha sido aplaudido, en forma de “me gusta”, por casi un milln de usuarios y ha recibido unos 17.000 comentarios. Entre ellos, hay estrellas del cine y de la televisin, como Juliette Lewis, Drew Barrymore y Julianne Moore.

Si fuera por Woody Allen, todas enloqueceramos al llegar a la menopausia. Aun en el caso de que no le faltase razn, ms vale, como sugiere la actriz de ‘Friends’, ir sacando el pararrayos del humor. Puede que la situacin sea desesperante, pero no ser tan grave como para no permitirse sacudirse la vergenza, calzarse unos calentadores y sacarle una sonrisa custica. La alternativa es doblarse, quebrarse o caer de rodillas.

Asumir la edad de cada una

No es la primera vez que Courteney habla con franqueza de los estragos de la edad y de cmo, durante un tiempo, se empe intilmente en atrapar la juventud perdida a fuerza de rellenos faciales y otros arreglos. Ahora ha decidido aceptar sus cambios y abrazar los aos. El discurso ya estaba cambiando, pero si nos llega aliado con humor, el resultado es ms genuino, veraz y cercano.

A pesar del revuelo, ella no ha sido la primera. Julie Walters describi sus sofocos como “una chimenea que sala de la base de mi columna”. Algo similar sinti Michelle Obama a bordo del helicptero presidencial Marine One: “Literalmente, fue como si alguien hubiese puesto un horno en mi interior y lo encendiera. Luego todo comenz a derretirse. Y pens, bueno, esto es una locura”. Con su sorna habitual Whoopi Goldberg se pregunt cmo una mujer no va a ser capaz de calmar un sofoco si puede mantener una ereccin durante 19 horas.

Echar mano del humor

No hay ciencia capaz de desmentir los beneficios de la risa como antdoto contra el estrs, el dolor, la subida de la tensin arterial, el debilitamiento inmunolgico, el descontrol emocional y cualquier otro desvaro que amenace a nuestra salud. Si prescindimos de ella, quedar claro que la tozudez ser la causa de muchos males menopusicos.

Puede que haya llegado ese momento que anhel la actriz Gillian Anderson en 2017, cuando declar lo maravilloso que sera hablar abiertamente y sin vergenza de esta etapa, sin sentir que una puede estar volvindose loca y sin sufrir en soledad todos sus sntomas. Oprah Winfrey lo define como un momento muy inspirador y de reinvencin de una misma, tal y como le han revelado continuamente sus entrevistadas. El dilogo fomenta, adems, el conocimiento, porque lo que peor le sienta al cerebro es la incertidumbre. Hoy es un nuevo mechn de canas, maana las uas quebradizas, pasado palpitaciones… Qu vendr despus? Nos comer vivas, como dice Courteney en su clave de humor?

Oportunidad de oro

Gwyneth Paltrow, que encuentra secretos para todo, ha aprovechado para apuntarse a la nueva fiebre de oro que despierta la menopausia con un entretenido repertorio de productos que facilitan la transicin a esta nueva etapa vital. Y no anda desencaminada. Econmicamente, es una oportunidad de 600.000 millones de dlares para las empresas, segn un informe de la firma de capital de riesgo Female Founders Fund.

Ah se incluyen suplementos dietticos, velas perfumadas, aplicaciones de seguimiento de los sntomas, telemedicina y cosmticos. Pero si no se acompaan de buen nimo, cualquiera de ellos es como perla arrojada al cubo de la basura.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Menopusica s, pero ante todo con mucho humor, como hacen Courteney Cox, Michelle Obama o Whoopi Goldberg