Análisis de Rick y Morty. Temporada 6. Capítulo 2

Mucho se ha hablado de la decadencia de Rick y Morty pero, hasta el momento, los episodios de esta nueva tanda han sido bien recibidos tanto por los fans más casuales como por los más acérrimos. Si el capítulo anterior nos presentaba una trama de una gran importancia para el futuro y asentada firmemente en la compleja continuidad de la serie, este vuelve a las historias autoconclusivas que consiguieron que este producto de animación creciera a través de su comunidad online y sus memes. Sin más dilación, pongámonos el casco de realidad virtual para visitar el mundo de Roy… digo, de Rick y Morty.

El videojuego de Rick y Morty

El videojuego Roy, situado en un arcade espacial (y que apareció por primera vez en la segunda temporada), tiene una premisa muy sencilla: el jugador se meterá en la piel de un humano normal y corriente a través de una tecnología de realidad virtual tan realista que llegará a creerse su vida. Dentro de una simulación del planeta Tierra, vivirá una existencia cotidiana en la que tendrá que hacer frente a los distintos desafíos de la vida.

Rick y Morty

Morty ha quedado atrapado en una partida de Roy, y ahora su conciencia está repartida entre los miles de millones de avatares del juego. Rick, que ha entrado en la simulación, tratará de convencer a los NPCs de que todos forman parte de la mente de un adolescente. Mientras tanto, Summer deberá defender a su hermano y a su abuelo de unos pistoleros aliens cuya filosofía de vida se resume en repetir incansablemente la trama de Desafío total hasta encontrarse con un John McClane digno. El problema es que ella no ha visto Desafío total

Muchas vidas bien vividas

Rick: A Mort Well Lived (en referencia a Roy: A Life Well Lived, título del videojuego central de la trama) no ofrece nada nuevo. Ya hemos visto a estos personajes salir de simulaciones o enfrentarse a alienígenas en batalla desigual, pero la serie consigue elevar estos conceptos conocidos a su máxima potencia, dando lugar a unos giros completamente desquiciados. Así, los guionistas aceptan que Morfeo en Matrix suena como un predicador enloquecido y, por ello, convierten el empeño en salir de la simulación en una cruzada religiosa que acaba diezmando el mundo virtual.

El episodio también refleja una de las preocupaciones principales de la serie y que Dan Harmon, su creador, ya plasmó en Community: la pequeñez del ser humano en un universo (o multiverso) en el que su existencia no podría resultar más irrelevante. Esto se manifiesta en un fragmento de Morty que seguirá a Rick pero que acabará sintiendo una profunda decepción ante el comportamiento del científico, y que no está segura de querer abandonar su individualidad para formar parte de una mente colmena. Aunque con un tono completamente distinto, esta disyuntiva recuerda al final de Evangelion.

Por supuesto, esta crisis sociopolítica y existencial a la que se somete el mundo de Roy está aderezada con numerosos gags donde se parodia la política internacional y el surgimiento de la contracultura, además de algunas conversaciones de gran calado entre los distintos avatares del juego. Es inevitable que la subtrama de Summer, más lineal y predecible, palidezca en comparación.

Rick y Morty

Sin embargo, sigue siendo una parodia divertida de una de las mejores películas del género de acción, con su pullita nada disimulada a los nostálgicos que pretenden que los adolescentes disfruten de las mismas películas que disfrutaron ellos en su infancia. La dinámica entre la John McClane del episodio y su antagonista es interesante, y el personaje de Summer sigue demostrando que puede vivir aventuras independientes sin que resulten aburridas. Su irreverencia recuerda a la de su abuelo, con el que se complementa perfectamente.

Conclusión

Rick y Morty sigue demostrando por qué se trata de una de las series de animación más queridas y populares de los últimos tiempos y presenta uno de esos episodios que habrá que revisitar. Destacamos la actuación de Justin Roiland, que da voz a todos los NPCs del videojuego y que logra aportarle una personalidad distinta a cada uno de ellos, como ya hizo con los propios Rick y Morty. Aguardamos el próximo capítulo y esperamos que esta buena racha se mantenga.

Análisis de Rick y Morty. Temporada 6. Capítulo 2