Enrique Gato, director de ‘Tadeo Jones 3’: «George Lucas es perfectamente consciente de la existencia de Tadeo Jones»

El director Enrique Gato en los estudios Lightbox Animation de Madrid.

El director Enrique Gato devuelve a los cines por tercera vez a nuestro arqueólogo cañí, un rompetaquillas de dibujos animados que regresa acompañado de… Iker Jiménez

Oskar Belategui

Hace ya 23 años que Enrique Gato (Valladolid, 1977) dibujó por primera vez a Tadeo Jones en un cortometraje. El salto al largo de aquel remedo cañí del arqueólogo encarnado por Harrison Ford en ‘En busca del arca perdida’ acabaría en 2012 ganando tres Goyas y estrenándose en 40 países. Su secuela en 2017 marcó un nuevo hito al convertirse en la cinta española de animación más vista de la historia con más de 3 millones de espectadores.

Formado en el campo del videojuego, Gato creó hace seis años en Madrid el estudio-escuela Lightbox, donde se ha formado una generación de animadores y artistas digitales que hoy trabajan por todo el mundo. Allí tomó forma ‘Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda’, que este 26 de septiembre llega a 700 pantallas con el poderío de Telecinco Cinema detrás. La pandemia obligó al centenar largo de dibujantes a trabajar desde casa.

Vídeo.

Tráiler de ‘Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda’.

«Descubrimos que se podían hacer películas así», sonríe el director de ‘Atrapa la bandera’, que ha tenido muy en cuenta la popularidad del héroe en Latinoamérica: uno de los personajes es una policía mexicana a la que pone la voz Cecilia Suárez, la protagonista de ‘La casa de las flores’. México, Chicago, París, Egipto… A la manera de un torpe Tintín, Tadeo Jones vive aventuras por todo el mundo en una cinta con acción frenética, que contiene guiños para que los padres también la gocen, como la presencia de un Iker Jiménez de dibujos animados.

Tras encontrar la ciudad perdida de Paititi y la tumba del Rey Midas en las entregas anteriores, Tadeo desencadena una maldición al cargarse un sarcófago que devuelve la vida a una faraona olvidada por la Historia, Ra Amon Ah, a la que nuestro Indy con palillo en la boca bautiza Ramona. «La búsqueda de respetabilidad es el tema central de la película», advierte Enrique Gato. «Funciona a dos niveles: la gran aventura que mueve todo a nivel visual y lo que va por debajo del chasis, la necesidad de reconocimiento del protagonista después de dos películas en las que ha descubierto de todo».

–Tadeo Jones bebe de la Escuela Bruguera, de Mortadelo y Filemón, de la chapuza española de Pepe Gotera y Otilio.

–De donde más bebe es del tebeo tradicional español, sobre todo de Jan, el creador de Superlópez. Y tiene mucho de Ibáñez, claro: el póster es un homenaje a Mortadelo y Filemón en estado puro. Desde el principio quisimos trasladar a la pantalla el lenguaje que inventaron los artistas del cómic español. Yo me crié con esos tebeos y con el cine de aventuras de los 80: Spielberg, Lucas, Zemeckis…

–Una curiosidad: ¿han tenido que pedir los derechos de Indiana Jones a Spielberg y Lucas?

–Me lo preguntan poco, pero hay una historia muy interesante detrás. George Lucas es perfectamente consciente de la existencia de Tadeo Jones. Tuvimos que sentarnos a la mesa con sus abogados para terminar de formalizar que la primera película pudiera existir. En teoría, no haría falta, porque es un personaje independiente que se inspira a nivel de imagen en Indiana, pero que luego va por una línea muy distinta. Ni siquiera es una parodia estricta. Pero lo hicimos para dejar todo asegurado y que la marca original de Indy no se nos echara encima. Así que sí, hay un acuerdo formal con Lucasfilms que aparece en los títulos de crédito de la primera película.

–¿Pero tuvieron que pagar derechos?

–No iban por ahí los tiros. Fue una formalización legal.

Ra Amon Ah, Victoria Moon, Tadeo Jones, Sara Lavrof, Momia y el perrillo Jeff.

–En esa Momia adicta a los selfis y a Instagram hay una crítica de la obsesión por las redes sociales que sufren chavales y adultos.

–Momia es como un crío pequeño que acaba de descubrir las nuevas tecnologías. Y tiene ese enganche monumental de mucha gente hoy en día. A través de su inocencia contamos algo que sufrimos muchos padres, que vemos a nuestros hijos enganchados al móvil. En nuestra época nos decían que dejáramos la televisión, ahora es deja la tablet. Se ha multiplicado de tantas formas el uso de las tecnologías…

–Pixar cambió el cine de animación, que pasó a dirigirse a niños y adultos.

–No concibo que sea de otra forma. No hay cosa que lleve peor que ir a una sala de cine con mi peque y mirar la hora desde el minuto cinco. Desde el guion trabajamos una lectura para críos y para adultos. Y en esta tercera parte nos hemos empeñado más que nunca en que los mayores disfruten de una película rica y compleja.

‘Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda’.

–Si hay un cine que merece la pena verse en salas es el de animación.

–Desde que arrancamos hace cuatro años han pasado muchas cosas, el mercado se ha dado la vuelta del revés. Desde el principio se pensó que su destino eran las salas. ¿A dónde vamos? ¿Se mueren las salas? A mí me ha gustado que a principios del verano vivimos un resurgir, sobre todo con ‘Top Gun’. La gente quiere seguir disfrutando del cine en pantalla grande, sabe perfectamente que no es lo mismo verlo en casa, en televisión, yendo al baño y a la cocina cada dos por tres. La experiencia de un cine no es comparable a ver una película en casa. Tendrán que convivir, las salas deberían poder mantenerse para este tipo de cine tradicional.

Enrique Gato, director de ‘Tadeo Jones 3’: «George Lucas es perfectamente consciente de la existencia de Tadeo Jones»