Las tres únicas series que han representado a la Reina Isabel II de Inglaterra

La atención del mundo occidental se centra en la familia real británica, tras la muerte de Isabel II a los 96 años este jueves. El Palacio de Buckingham fue el encargado de dar la noticia a través de un comunicado, asegurando que la monarca había fallecido “en paz” en el castillo de Balmoral, en Escocia, donde pasaba el verano.


La BBC suspende su programación por el agravamiento de la salud de Isabel II

La BBC suspende su programación por el agravamiento de la salud de Isabel II

Saber más

Isabel II ha sido la reina más longeva de la historia británica. Este mismo 2022 festejó su Jubileo de Platino, que conmemoró sus 70 años en el trono con desfiles y celebraciones por el país. Su figura es, a estas alturas, una de las más emblemáticas e importantes de la realiza británica, y como tal ha recibido atención también a través de la televisión.

La vida de Isabel, nacida un 21 de abril de 1926, ha servido como base para una de las producciones más aplaudidas de Netflix: The Crown, cuya quinta temporada, la penúltima de las seis pensadas por Peter Morgan, está prevista para estrenarse en noviembre.

Esta producción no ha sido la única que ha posado la mirada sobre la reina Isabel. Antes de que Claire Foy se estrenara encarnando a la soberana; Channel 4 lanzó en 2009 The Queen, una serie que combinó imágenes de archivo con testimonios y recreaciones interpretadas por cinco actrices, para revisar cinco episodios fundamentales de su trayectoria. Sin embargo, más allá de un capítulo de Playhouse Presents, la monarca apenas ha contado con retratos televisivos. Cifra que contrasta con los numerosos documentales y películas que incluso coronaron con el Oscar a sus álter ego.



‘The Crown’

The Crown se estrenó en Netflix en 2016. Alabada desde entonces por la crítica, contó con Claire Foy como primera intérprete de la Reina Isabel. Papel que le permitió alzarse con un Emmy y un Globo de Oro. Para las tercera y cuarta tandas, la plataforma anunció que cambiaría de actriz, siendo Olivia Colman quien tomó –magistralmente– su relevo. De hecho, se alzó igualmente con el Globo de Oro en 2020. Tras el estreno de la cuarta temporada, que es la que más ampollas ha levantado por su retrato de Lady Di, quedan por delante la quinta y la sexta, en las que la labor de encarnar a la monarca en su tercera edad será labor de Imelda Staunton.

En la ficción, Isabel II es retratada desde su más tierna infancia, permitiendo conocer los claros oscuros de una mujer a quien se le impuso ser Reina después de que su tío, Eduardo VIII, renunciara al trono. Su capacidad de liderazgo, los problemas maritales, los roces con su hermana Margarita y sus hijos, sus intereses, las reuniones con los Primeros Ministros, su maña para dirigir, su ideología, su carisma, sus contradicciones y un largo etcétera de rasgos; son abordados con ahínco en esta producción. Una serie que ha viajado en el tiempo para, capítulo a capítulo, ir representando diferentes episodios históricos, mostrando cómo se vivieron y gestionaron dentro del Palacio de Buckingham.


‘Playhouse presents: Walking the dogs’

Playhouse presents es una serie antológica británica, producida por Sky Arts, que dedicó el octavo capítulo de su primera temporada a la Reina, encarnada por Emma Thompson. Titulado Walking the dogs [Paseando a los perros], se basó en un hecho real, conocido como ‘el incidente de Michael Fagan de 1982’. Retrata la dramática media hora que transcurrió en la habitación de la monarca que, después de que uno de sus guardias se llevara a sus perros a dar un paseo; recibió la inesperada visita de un intruso. Aquel hombre, desempleado y padre de cuatro niños, consiguió evadir las alarmas electrónicas, a la guardia real y la policía de palacio. Eddie Marsan (Ray Donovan) se encarga de interpretarlo.

El extraño le dijo que estaba hambriento y ella le ofreció una caja de galletas para perros, dado que era lo único comestible que tenía a mano. El episodio fue emitido en 2012, cuando Fagan ya tenía 61 años, y criticó la producción por considerarla una “falta de respeto” hacia la reina. Eso sí, Thompson fue condecorada en 2018 por la propia Isabel II, por lo que quizás ella no tuvo tanto inconveniente con esta ‘versión’ del suceso.



‘The Queen’

Antes de que Netflix lanzara The Crown, la cadena británica Channel 4 se propuso ya en 2009 revelar cómo era la vida de la Reina dentro de Palacio. De hecho, también utilizó a cinco intérpretes (Barbara Flynn, Samantha Bond, Emilia Fox, Susan Jameson y Diana Quick) para encarnar a la monarca en diferentes etapas. La docuserie combinó entrevistas e imágenes de archivo, con las recreaciones encarnadas por las citadas actrices.

En ellas, contó cinco episodios clave de su Reinado: el momento en el que la princesa Margarita quiso casarse con Peter Townsend, un hombre divorciado que formaba parte del personal del Palacio; la etapa en la que Reino Unido necesitó fondos adicionales mientras había gran agitación en la sociedad británica; su enfrentamiento con Margaret Tratcher por las sanciones comerciales contra Sudáfrica; la separación del Príncipe Carlos y Diana; y el episodio en el que el príncipe Carlos quiso casarse con Camila Parker-Bowles.

En su estreno, la producción fue novedosa al contar con documentos hasta entonces clasificados, que incluyeron cartas, diarios y testimonios de testigos directos de los acontecimientos narrados.



Otras referencias sin aparición

Aunque la monarca no aparece como tal, sí se hacen continuas referencias a su figura en The Windsors (2016), una sitcom de Netflix que parodia la vida de los miembros de la familia real británica. Pendiente está el estreno en HBO Max de The Prince, la anunciada sátira de dibujos animados creada por Gary Jenetti, responsable de Padre de familia. Está previsto que el hijo de los duques de Cambridge, con voz del propio Jenetti, protagonice la ficción.

Como anécdota, la soberana ha contado con su mímesis animada en varios capítulos de Los Simpson. La primera vez, en la quinta temporada de la serie, en la que Homer choca su coche con el carruaje de la Reina.


Protagonista de películas, tv movies y documentales

Los ejemplos de ficción en la pequeña pantalla no han sido demasiados, ni tampoco en la grande. Uno de los más representativos es La Reina, película de 2006 dirigida por Stephen Frears, que contó con Morgan, creador de The Crown, como guionista. Helen Mirren fue la encargada de interpretar a la monarca; papel que le valió para ganar el Oscar y el Globo de Oro a la Mejor actriz. La cinta se centra en los sucesos políticos que tuvieron lugar tras la muerte de la princesa Diana. El largometraje tuvo su versión teatral en 2013, con representación en el West End y con la propia Mirren como líder. En 2015, se volvió a representar la función, con Kristin Scott Thomas como Isabel II.

Ese mismo año, Julian Jarrold dirigió Noche real, un filme con el 8 de mayo de 1945 como punto de partida. Con la ciudad de Londres celebrando el final de la guerra, reinventa cómo habría sido aquella velada de fiesta para unas jóvenes Isabel y Margarita que también salieron, de incógnito, a pasarlo bien. Sarah Gadon (Castle Rock, True Detective), encarnó a la soberana.

Colateralmente y de niña la vimos en El discurso del rey, con Freya Wilson en la piel de la aún princesa Isabel, que asiste a cómo su padre, duque de York, se convirtió en rey de Inglaterra como Jorge VI, tras la abdicación de su hermano mayor, Eduardo VIII. Igualmente, apareció en la película de animación Minions, con voz de Jennifer Saunders (Absolutamente fabulosas).



Las TV movies se han atrevido igualmente a retratar a la Reina, con ejemplos como The Royal Romance of Charles and Diana (1982), con Dana Wynter como la monarca y Olivia de Havilland como su madre; The Woman of Windsor (1992), de la televisión canadiense, con Carolyn Sadowska en la piel de Isabel; Prince William (2002), inspirada en la vida del príncipe Guillermo tras la muerte de su madre Diana, en la que Rosemary Leach se mimetizó con la soberana; labor que repetiría en Margaret (2009), producción sobre la vida de Tratcher tras su victoria en las elecciones.

Más prolífico ha sido el género documental al capturar a Isabel II; desde que en 1953 se estrenara A queen is crowned. Se trata de la grabación de la coronación de la Reina narrada por Laurence Olivier. Estuvo nominado al Oscar y ganó el primer Globo de Oro al Mejor documental. Más adelante, en 2007, la BBC emitió Monarchy: The Royal Family at work, tras haber seguido a la familia real durante un año.

Como exponente más reciente está Elizabeth at 90: A family Tribute (disponible en YouTube), con el que en 2016 se rindió homenaje a la Reina por su 90 cumpleaños. Más adelante llegó The Royal House of Windsor, una docuserie sobre la dinastía que Netflix lazó en 2017. Ese mismo año, la plataforma adquirió otra serie documental, The story of Diana, que incluyó testimonios de su hermano y otras personas de su entorno. William and Kate: A Royal love Story (disponible en Amazon Prime Video) contó en 2011 la historia de amor de la pareja, como aperitivo para su entonces boda.

Su merienda con Paddington, con motivo de su Jubileo

Pero si hablamos de todas las producciones que se han basado o que han retratado a la reina, conviene recoger también una de sus más recientes apariciones ante las cámras. Como parte de los actos de celebración de su 70 aniversario en el trono, la BBC reunió a Isabel con otro icono de la cultura popular británica, el oso Paddington.

El popular personaje, que ha dado pie a dos películas durante la última década, además de a una tercera en desarrollo, aparece tomando el té en uno de los fastuosos salones del palacio de Buckingham. El encuentro ha dejado a la vista un detalle sobre el que tanto se ha escrito: ¿qué lleva la reina en el bolso? Un sándwich de mermelada.




Las tres únicas series que han representado a la Reina Isabel II de Inglaterra