Los cuentos de hadas regresan al mundo moderno en “Desencantada”

La magia de Disney sigue haciendo de las suyas y la D23 Expo reafirmó la ilusión en grandes y chicos con sus novedades. Entre adaptaciones de clásicos animados y secuelas de otras grandes películas, “Desencantada” aparece como una de las opciones más esperadas del año y que promete ser un éxito al apostar por la nostalgia de su antecesora. ¿Qué tipo de cuento de hadas veremos el próximo 24 de noviembre en Disney+?

Para los que aún no sepan de qué se trata, este proyecto dirigido por Adam Shankman es la continuación de “Encantada”, película infantil de 2007 que recaudó más de $300 millones en taquilla y que estuvo a cargo del director Kevin Lima. La trama conecta la comedia romántica de la vida moderna con cuentos de hadas, algo que consiguió un equilibrio perfecto entre parodia y homenaje a las historias clásicas de Disney. Podría decirse, entonces, que de allí vino su excelente recepción en la audiencia.

Entre el optimismo y el escepticismo transita la historia de Giselle (Amy Adams) y Robert (Patrick Dempsey). Por un lado, ella proviene de un mundo animado llamado Andalasia y sueña con casarse con un príncipe. Sus amigos son animales del bosque con los que habla. Por otro lado, él es un padre soltero de Nueva York que no cree en cuentos de hadas y por eso trata de inculcarle otras enseñanzas a su hija. Sin embargo, al final ambos terminan encontrándose y cambiando sus posturas para vivir “felices para siempre”.

“Desencantada” ocurre 15 años después de esos eventos. Los protagonistas viven felices en familia y se mudan a una comunidad en las afueras de la ciudad. Al instalarse en su nuevo hogar, los problemas comienzan a surgir y Giselle busca ayuda en la magia, al desear que su vida sea como en los cuentos de hadas. No obstante, como el hechizo no sale a la perfección, deberá arreglar todo antes de que sea demasiado tarde.

Por lo visto en el tráiler, estrenado en la D23 Expo, la trama volverá a tener ese toque mágico en el mundo real, pero con la adición de un giro inesperado. Giselle quiere una vida como en los cuentos de hadas, y como todos saben, en esos cuentos las madrastras son villanas. Entonces, en esta historia nos tocará ver cómo se arregla toda esa situación, si la protagonista tendrá el mismo destino que todas las madrastras de los cuentos, o si, por el contrario, habrá otro final feliz.

Uno de los detalles que más expectativas generó en los fanáticos era respecto al elenco. Y es que “Desencantada” estará conformada por los mismos protagonistas de la precuela: Amy Adams (Giselle), Patrick Dempsey (Robert), James Marsden (Príncipe Edward) e Idina Menzel (Nancy). Junto a ellos también aparecerán Maya Rudolph, Yvette Nicole Brown, Jayma Mays y Gabriella Baldacchino.

Lee también: “Intensa-Mente 2”: ¿Qué otras emociones nos hará sentir la secuela de Pixar?

¿Por qué los cuentos de hadas siguen siendo un éxito en la actualidad?

Posiblemente, muchos pensarán que en pleno 2022 es absurdo seguir pensando o creyendo en cuentos de hadas. La realidad es que estos fabulosos relatos provienen de diferentes partes del mundo desde hace siglos, con el pequeño detalle de que Disney los globalizó y adaptó a su manera. Nuestra infancia ha estado marcada por esas historias y así seguirá sucediendo con las próximas generaciones, porque a través de ellas vamos aprendiendo ciertas conductas morales.

Si bien la estructura de los cuentos de hadas suele ser repetitiva, la fórmula de estos relatos tiene algo de atractivo. Tal vez ya va quedando atrás la vieja usanza de la moraleja al final, pero esta no es la única función de los cuentos de hadas. Estos relatos también describen los peligros y terrores que nos acechan tanto en el exterior como en el interior. De hecho, mirarse a través de ese espejo puede ser una forma para que grandes y chicos salgan de sus aldeas o castillos y así tengan el coraje para vencer las sombras del mal.

Ante esto, Disney ha hecho un buen trabajo adaptando y actualizando este tipo de historias. Con los años, el estudio animado también ha sido capaz de inventar sus propios cuentos de hadas, pues al final todo se resume en ajustarse a los tiempos actuales y a una generación que ve mucho más allá.

Justamente, “Desencantada” se apega bastante a lo que podría ser un cuento de hadas en la vida real. Todos buscamos esa felicidad “para siempre”, pero que es casi imposible conseguir si no se superan ciertos obstáculos, incluso si somos nosotros mismos los villanos de la historia. De allí la importancia de seguir escuchándolos en la actualidad, nunca es tarde para algo de fantasía.

Los cuentos de hadas regresan al mundo moderno en “Desencantada”