Mickey Mouse, un antes y después del sonido

"Steamboat Willie" fue estrenada el 18 de noviembre de 1928.

“Steamboat Willie” fue estrenada el 18 de noviembre de 1928.

El familiar silbido del ratón más famoso del mundo navegando un barco a blanco y negro se asocia usualmente con el inicio de una película o producción de la casa que lo creó: Walt Disney Studios. Sin embargo, esos pocos segundos que se ven al inicio hacen parte del primer corto sonoro animado que creó la compañía el 19 de septiembre de 1928, dos meses antes de su estreno en Nueva York.

El corto en blanco y negro presenta a Mickey Mouse a bordo de un bote, acompañado de un capitán que no le permite navegar y Minnie Mouse haciendo una aparición a mitad de camino. Este fue el primer cortometareje que incluyó sonido y fue dirigido por Walt Dinsney y Ub Iwerks. Aunque no fue el primer producto audiovisual de la compañía, de hecho fue el tercero en ser producido, fue el primero en ser distribuido, por lo que se presentó en diferentes cines alrededor de Estados Unidos. Aunque tampoco fue el primero en tener sonido, pues dos cortos de otras compañías ya habían innovado en ese campo, si fue el primero en tener un soundtrack que pasó por posproducción.

Le sugerimos: Funerales reales en Reino Unido: una tradición ceremonial

Aunque el diálogo interpretado por el mismo Walt Disney es casi ininteligible y corto, la música toma protagonismo en los casi ocho minutos de duración. Esta fue arreglada por Wilfred Jackson y Bert Lewis que incluyó canciones populares de 1910 y finales del siglo XIX. El nombre del corto proviene de una suerte de parodia al título de la película de Buster Keaton: “Steamboat Bill, Jr”. El sobrino de Walt Disney, Roy Disney, afirma que el dibujante se sintió inspirado a crear un cortometraje con sonido luego de ver “The jazz singer” en 1927.

Podría interesarle: Jorge Luis Borges: hacer del lápiz un diapasón

Los primeros intentos de Disney por distribuir sus películas fallaron y aunque las había creado en secreto mientras otro contrato finalizaba, con “Steamboat Wille” encontró su mina de oro. Creía que el sonido era el elemento que faltaba y acertó. Las aventuras del ratón “Disney quería que el sonido de Steamboat Willie se correspondiera con las imágenes. Llevó la animación completa a un estudio en Nueva York para grabar su banda sonora con una orquesta de 17 músicos y tres profesionales de efectos de sonido. Pero su primer intento fracasó ya que la orquesta luchó por mantener el ritmo de la acción de la caricatura. Para su segundo intento, los animadores agregaron una pelota que rebota a la tira de película, que se superpuso a las imágenes para indicar el ritmo al que debería tocar la orquesta. (La pelota se eliminó para el corte final de la película). Esto resolvió el problema y dio como resultado una animación de sonido sincronizada con precisión”, escribió el Museo de Arte Moderno de Nueva York sobre el corto.

A pesar de que el cortometraje se enfrentó a la censura durante la década de los 50, “Steamboat Willie” se convirtió en un icono de la casa de animación y su legado e impacto cultural perdura casi 100 años después.

Si le interesa seguir leyendo sobre El Magazín Cultural, puede ingresar aquí 🎭🎨🎻📚📖

Síguenos en Google Noticias

Mickey Mouse, un antes y después del sonido