Shun Ming Lu Cen ve en la actuación uno de sus mayores sueños

Sobresalir en el mundo artístico siempre ha figurado como un anhelo profesional para el empresario Shun Ming Lu Cen. Su deseo de ser cantante lo hizo público en 2017 a través del sencillo de merengue El chino quiere cantar. Pero actuar es otra faceta que le apasiona y que pesa entre sus aspiraciones, por eso celebra formar parte de la parodia teatral El juego del cab#8n, inspirada en la famosa serie de Netflix El juego del calamar.

“Es un sueño hecho realidad. Yo cogí clases de actuación en (la Universidad del Sagrado Corazón) hace muchos años. He hecho par de películas con los muchachos del elenco, he hecho Los domirriqueños 2, Los domirriqueños 3, y he hecho otra cosa con otro director, pero en realidad nunca había actuado así en una obra grande. Sí había hecho cositas pequeñas, pero no como esta”, confesó con entusiasmo.

Shun Ming Lu Cen forma parte de la comedia teatral que se presentará a partir del sábado 10 de septiembre en el Centro de Bellas Artes de Caguas, y que incluye en su elenco a Jorge “Molusco” Pabón, Alejandro Gil, Alí Warrington, Robert “Fantacuca” Maldonado, Danilo Beauchamp, Norwill Fragoso, Naymed Calzada, Jasond Calderón y a Carlos Vega, quien la escribió y también la dirige.

“Cada persona que está dentro de la obra tiene su personalidad y la situación social que está pasando en el país. A mí me toca ‘El Chino’. Hay gente que critica a personas que vienen de otros países. El bullying que se hace también a veces”, explicó el intérprete, quien habla perfecto español y vive en Puerto Rico desde sus 12 años, hace 28. “La trama de cada uno de ellos tiene una crítica social de lo que está pasando en el país”, añadió sobre el contenido que se presentará con humor. De paso, reitera su entusiasmo por ser considerado para el papel.

“Los muchachos me incluyeron. Ellos me conocen y saben que yo no le tengo miedo a la tarima, no le tengo miedo a la gente”, dijo con ilusión. “No había hecho ninguna obra anteriormente y con esto yo estoy aprendiendo muchas cosas. Me encanta lo que estoy haciendo, estar con el público”, afirmó el también propietario de la cadena de restaurantes Sushi Kytto Bar, con establecimientos en Caguas, Las Piedras, Juncos, Cayey, Gurabo, Dorado y Canóvanas, además de la heladería Below Zero.

Al hablar sobre la palabra cab…, que forma parte del título, explica que lo ve como una expresión muy natural de nuestro lenguaje y representativo de varios significados.

“En realidad, en Puerto Rico la palabra cab… ya no es una palabra mala. Todo el mundo la dice. Siento que se refiere a muchas cosas. Antes, hace muchos años atrás, esa palabra era como ‘cuernos’, pero ya no. Ahora es como que ‘esto está brutal’”.

El artista confesó su determinación de abrirse paso en el mundo del entretenimiento.

“Yo desde pequeño aspiraba a cantar y actuar”, dijo. “Yo soy el único chino que canta merengue en el mundo. Cantar es un deseo. Hace como ocho o nueve años abrí mi primer restaurante, y dije ‘cuando yo coja dinero, me voy a actuar, me voy a cantar por el por el mundo’. La música no es fácil”, resaltó sobre su interés. “Recientemente, grabé un cortometraje que va para la Alianza Francesa, para una competencia. Hice el personaje principal y va a estar en competencia el mes que viene”.

Ser paciente en el proceso es un aspecto que tiene muy claro.

“Estamos en eso. Yo sé que Shun Ming va a pegar y va a estar en la boca de todo el mundo. Poquito a poquito, hemos estado haciendo cositas. Uno no puede perder la esperanza ni el sueño, ni la inspiración para llegar a estar en la cima”.

Boletos disponibles a través de Molusco.com

Shun Ming Lu Cen ve en la actuación uno de sus mayores sueños