Weird: la biopic Al Yankovic es la mejor de todas y tienes que verla

Lo más interesante de esta película es que le abre las puertas a la locura y a la rareza, convirtiendo la historia de un cantante sin escándalos en una aventura épica con elementos que recuerdan a las películas de John Wick y las series de narcos. El punto es confundir, que no entiendas qué está pasando y que te dejes llevar por toda esta locura que, en teoría, no debería funcionar, pero lo hace.

“Vimos muchas biopics, desde historias de ficción como Forrest Gump y Boogie Nights, y también biopics del rock como The Doors y Bohemian Rhapsody, y todas estas películas comparten el algo similar, hay una especie de arco en todas estas historias que empiezan con alguien que sueña algo, que no tiene lo que necesita, que descubre su verdadero talento y llega a la cima, pero después caen y llegan al fondo, así que nos basamos en esos arcos y estereotipos”. dice Appel “Lo que pasa con las canciones de Weird Al es que, por un momento, la canción empieza y te hace dudar si es la verdadera canción, pero después comienzan las palabras y te das cuenta de que esa es la versión divertida de la canción, esto es similar a nuestra película. Si la ves sin sonido, puedes creer que es algo dramático”.

Hay drama, música, cameos, parodias, mucha locura, y hasta un poco de terror y acción, así que en realidad no es una biopic tradicional y eso hace honor al personaje de Al Yankovic, quien, de acuerdo con Apple, estuvo presente en el set durante toda la filmación “y todos los días se iba con una sonrisa en la cara y quedó muy feliz cuando vio el corte del director. Hay muchos más chistes y locura ahí”.

Weird también tiene algunos momentos de drama y mucha emoción, principalmente entre el personaje de Al y sus padres (Toby Huss y Julianne Nichols, de Mare of Easttown), quienes primero son un “obstáculo” en el camino de Al (no lo dejan seguir sus sueños), pero después lo ayudan a encontrarse a sí mismo y a recuperar su camino, así que no es una biopic como el resto, pero tiene esa dosis de drama que tanto gusta y que hace que todo sea más humano.

Weird: la biopic Al Yankovic es la mejor de todas y tienes que verla